Eyaculación precoz

He estado en tu lugar y sé lo que se siente. Sé perfectamente lo que es sufrir eyaculación precoz y sentir vergüenza de contárselo a alguien. Conozco bastante bien ese silencio incómodo de ella cuando terminas, y su mirada de decepción. Tú ahí, sintiendo que no has hecho bien tu trabajo. Y la duda que a partir de entonces te vuelve a asaltar noche tras noche…

Antes de seguir, déjame decirte algo: no eres el único y mucho menos estás solo. Se calcula que un tercio de la población masculina mundial ha experimentado eyaculación precoz en un periodo dado de su vida. Y es más: se estima que alrededor del 75% de los varones sexualmente activos pasará al menos 1 vez en su vida por un episodio de eyaculación precoz. Así que prácticamente es un problema de todos.

Cómo saber si eres eyaculador precoz

Y en definitiva ¿cómo saber si tienes eyaculación precoz? De acuerdo con algunos científicos, se dice que un varón sufre este trastorno si eyacula antes de que la pareja llegue al orgasmo en más de la mitad de los encuentros íntimos. Otros especialistas consideran que existe disfunción cuando el hombre acaba en menos de 2 minutos tras la penetración. El dato es relativo, pues una gran cantidad de varones terminamos en ese tiempo promedio.

Más allá de estos estudios puntuales, de manera general se considera hombre precoz a aquel que controla tan poco su eyaculación, que llega a experimentar malestar emocional y sexual junto a su pareja. Pasa de ser un mero problema fisiológico a afectar la relación con uno mismo y con los demás.

Pero ¿por qué se presenta esta anomalía con tanta frecuencia, cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

Causas de la eyaculación precoz

Pues bien, no hay un único origen del problema. Sin embargo, sí podemos afirmar que en la gran mayoría de los casos tiene raíces psicológicas. Tal vez esto te sorprenda, porque los varones no estamos muy acostumbrados a relacionar la sexualidad con lo emocional.

No tenemos en cuenta que pasarla bien en la cama es fundamental para mantener el equilibrio mental o sentirse bien en todo lo demás. Aunque parezca que no tiene nada que ver, entre las diferentes causas de la eyaculación precoz el estrés, la depresión y la ansiedad juegan un rol más importante del que seguramente sospechabas.

Entonces llega el momento de preguntarse por qué ocurre la eyaculación precoz. Tal vez estás pasando por una mala racha en el trabajo, te sientes muy encerrado en tu rutina… Hace mucho que estás distanciado de tus amigos o familia, o simplemente tienes una personalidad insegura. No crees ser capaz de poder satisfacer plenamente a una mujer y dejarla exhausta arriba de un sillón o donde sea.

Incluso es posible que cuando eras chico, te dijeron hasta el cansancio que “de eso no se habla”. Pues bien, todos estos pensamientos negativos, sentimientos reprimidos y situaciones agobiantes suelen llevar a desarrollar problemas de eyaculación precoz. ¿Te parece mentira? No soy el único que lo dice.

Una gran cantidad de científicos se ha cansado de afirmar que hay una relación muy estrecha entre ansiedad y eyaculación precoz, que genera un círculo vicioso. Estás ansioso por alguna situación X en tu vida y una mala noche de pronto descubres que sufres de eyaculación precoz. De inmediato te pones más ansioso de lo que estabas por la situación… y así.

Factores genéticos

Probablemente te hayas sentido identificado con esta descripción de lo que experimenta un hombre cuando no consigue hacer que la relación sexual dure. Pero sigue leyendo, que hay más. Además de las causas emocionales, hay factores genéticos que predisponen a la eyaculación prematura.

Por ejemplo, si un pariente cercano sufrió o sufre del mismo trastorno que tú, es probable que tú también lo desarrolles. También existen causas fisiológicas en la eyaculación precoz. Existen hombres que reciben las señales nerviosas que envía el cerebro a la pelvis más rápido que otros. Aquí hay una cuestión de regulación de hormonas que tal vez estás desconociendo, y tu médico de cabecera igual.

La buena noticia es que tu problema tiene solución, sin importar qué tan grave sea tu caso. Sea que llegas muy rápido al clímax, eyaculas antes de penetrar o algunos segundos después, existen métodos eficaces para aprender a controlar mucho mejor tu reflejo eyaculatorio.

Soluciones

Más allá de por qué se produce la eyaculación precoz, lo fundamental es que tienes a mano muchísimos recursos para hacerle frente. Hay desde medicamentos y cremas hasta ejercicios, nuevas posiciones sexuales, algunos accesorios íntimos e incluso terapia psicológica individual o de pareja. Si te pones a investigar un poco, descubrirás que hay un abanico amplio de opciones para superar el escollo y tener la performance que buscas.

Ahora bien ¿por qué deberías tomar el toro por las astas y enfrentar la situación de una vez por todas? Primero, sufrir eyaculación precoz disminuye tu calidad de vida (crea conflictos con tu pareja, no te hace sentir suficientemente hombre, te deja sexualmente insatisfecho, preocupado y ansioso, etc.).

Pero más aún, las eyaculaciones antes de tiempo pueden hacerte desarrollar nuevas disfunciones sexuales. Y ahí sí que estarás fregado: nuevas terapias, medicamentos, una distancia con tu pareja que no hará más que agrandarse por kilómetros. Intenta no dejar que el problema se agrave cada vez más, volviéndose el protagonista de tu vida.

No dejes que ese malestar te domine y termine llenándote de frustración, enojo hacia ti mismo, resentimiento con la vida o incluso con tu compañera de cama. La actitud que deberías tomar es toda la contraria. Tú puedes decidir estar bien.

Para ganar esta batalla, primero que nada necesitarás admitir que tienes un problema y luego estar dispuesto a atacar la causa de eyaculación precoz exacta. Pero ya has dado el primer paso: estás aquí informándote, tratando de conocer más sobre el tema, leyendo y resuelto a dejarte ayudar.

Estamos absolutamente convencidos de que puedes terminar con esto de una vez por todas. Nosotros pudimos, estuvimos ahí y salimos. Y ahora, del otro lado, te invitamos a seguir viaje. ¡Éxitos!


Referecncias:
Eyaculación precoz
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario